¿Cuándo debemos de abrir una nueva ventana del navegador?

¿Cuándo debemos de abrir una nueva ventana del navegador?

Por lo general nunca, pero vamos por qué no hacerlo, y cuándo abrir en una nueva ventana, en función del sitio y de las preferencias del usuario.

Pese al tiempo que dedicamos a hacer estudios de navegación, el usuario sigue usando preferentemente el botón «atrás» del navegador, y este uso queda anulado al abrir una nueva ventana. Otra razón, es que el usuario debe de tener en todo momento el control de la navegación, por lo que no debemos de imponer el abrir un enlace en ventana nueva, salvo alguna ocasión muy determinada.

Jacob Nielsen (esta vez si coincidimos), tampoco las recomienda. Dice que no debemos «contaminar» la pantalla del usuario con nuevas ventanas.

La única razón por la que habilitamos pantallas nuevas, es para que el usuario no abandone nuestra página, pensando que así seguirá navegando en ella. El usuario tiene un odio especial hacia todo lo que significa un pop-up, por lo que tiene que ser él quien decida en qué momento quiere abandonar nuestra página o abrir un enlace en una nueva pantalla o pestaña con las herramientas que su navegador le proporciona. Un usuario no debe de ser distraido o interrumpido durante su navegación, le gusta saber que en todo momento es él quien tiene el control del navegador.

Como diseñadores, tenemos que evitar el querer imponer una determinada navegación, y si lo hacemos, lo haremos de un modo muy sutil, tanto, que en ningún momento el usuario sea consciente de que le estamos llevando a un lugar concreto.

Lo que está claro es que si nuestro sitio es de interés, el usuario, lo cerrará y volverá a él, tantas veces desee, sin tener nosotros que intervenir su decisión.

Otro de los errores que frustran la navegación, es inutilizar el botón «atrás». Existen muchas webs en las que al pulsar sobre dicho botón, lo único que conseguimos es refrescar la pantalla y volver una y otra vez a la misma pantalla, esto provoca un gran rechazo hacia la página, no nos gusta que nos impongan nada, y menos el que abandonemos o no una página en nuestro navegador.

Un ejemplo lo tenemos en Google. Cuando hacemos una búsqueda, el buscador nos manda a la página que hemos seleccionado, usando el mismo navegador. Cuando vemos que no nos interesa, usamos el botón «atrás» y volvemos a revisar los resultados de búsqueda.

Cuando el usuario navega en una web, desconoce si los enlaces abren o no una nueva ventana.
En el caso de que quiera abrirlo en una nueva ventana, puede hacerlo usando las herramientas de su navegador, pero en el caso de que no quiera y que la página esté programada para abrir en una nueva ventana, no podrá decidir el quedarse en ella.

ALGUNAS EXCEPCIONES:

Jacob Nielsen, sólo aconseja la ventana nueva, para aquellos documentos que no sean html (un pdf, xls, mp3,…).

Incluso en estos casos, sería bueno indicar de algún modo al usuario, que lo que va a hacer va a ser abrir una ventana nueva, y usar pop-up sin control de navegación, para que cuando acabe de ver la información lo cierre pero no siga navegando por él.

Exisen otros casos en los que tenemos que dar al usuario una información adicional (por ejemplo las ayudas). En este caso yo recomiendo usar ajax o similar y abrir una capa sobre la misma navegación.

Tampoco sería correcto, interrumpir un proceso. Si estamos rellenando un formulario, lo lógico, es que las condiciones de uso se abran en una nueva ventana, porque de lo contrario, harían perder toda la información que ya hemos introducido.

Imaginemos que el enlace conduce a una imagen de mucho peso o a un documento que requiere bastante tiempo de carga. En este caso, si que podemos abrir una nueva ventana, ya que mientras carga, le daremos la oportunidad de poder seguir consultando el contenido de la página.

El usuario tiene muchos modos de no abandonar nuestra página para consultar un enlace,

  • pulsar el botón derecho del botón y abrir enlace en ventana nueva
  • hacer clic en el vínculo a la vez que pulsa la tecla ctrl
  • copiar la url y pegarla en una nueva ventana
  • usar la rueda del ratón como botón sobre el enlace

Resumiendo, el usuario tiene muchos recursos para abrir una nueva ventana cuando él lo desee, así que lo mejor será no imponerselo y dejar que recurra a esa práctica cuando lo desee. No debemos forzarles a no ser que exista una buena razón.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0