Las tendencias de diseño web están en constante evolución. Las posibilidades técnicas ya no son un obstáculo, lo que invita a experimentar más y encontrar nuevas tendencias. Existen también tendencias que continuarán y que tomarán mayor peso como es el minimalismo y otras que se sumarán a la corriente popular como es el modo oscuro o «dark mode».

MODO OSCURO O DARK MODE

En 2018 tras un estudio, Google reconoce que el modo oscuro aumenta en un porcentaje muy alto el rendimiento de sus baterías, los colores predominantes que muestre nuestra pantalla influyen claramente en el consumo. En concreto, los colores azulados consumen más que los colores rojizos. Esta diferencia se acentúa más en el caso del blanco y el negro, el blanco es un color más brillante, consume mucho más que el negro, que es todo lo contrario.
Este estudio arrojó también que no en todos los móviles se producía el mismo ahorro, mucho más visible en los pixels y menor en los iPhone. En todo caso hablar de ahorro de batería ya es motivo suficiente como para que todas las apps más relevantes sacasen su modo nocturno y que todos corriésemos a instalar actualizaciones para disfrutar de la novedad.
Además al ahorro de batería se le suma el uso habitual de dispositivos de noche, en habitaciones poco o nada iluminadas en las que los blancos llega a hacer daño y el modo oscuro se convierte en un beneficio para la usabilidad.

Los diseños web en modo oscuro no solo se ven ultramodernos, sino que además impactan y son agradables a la vista. Los colores, fotos y elementos de diseño destacan más, usando colores oscuros.

Así pues, esto casi seguro de que una de las principales tendencias de 2020 será el diseño oscuro, centrado seguramente en el diseño de la interfaz de usuario, ofreciendo a los usuarios una opción para habilitar el tema oscuro.

 

DISEÑO MINIMALISTA

El minimalismo, a menudo se subestima o se malinterpreta, no se trata de reducir el diseño a su forma más aburrida, ni tampoco significa usar un fondo blanco, el minimalismo consiste en la simplicidad y énfasis del contenido. Se trata de llegar al usuario con el mínimo peso posible, pero con el suficiente para darle lo que está buscando, a veces será más y otras menos. Nuestro objetivo es darle la mejor experiencia utilizando la menor cantidad de recursos, esa es la esencia del minimalismo.

Evidentemente no es lo mismo diseñar la portada de un periódico digital que una landing para el lanzamiento de un producto, cada caso nos obligará a recurrir a un número diferente de recursos mínimos.

Uno de los beneficios del minimalismo es que crea un diseño elegante y muy atractivo para el usuario. La distracción disminuye y la conversión aumenta.

Los diseños web minimalistas utilizan los elementos de diseños indispensables y lo distribuyen sobre un fondo neutro (espacio negativo) que haga resaltar eso elementos. Debemos crear un equilibrio agradable pero además transmitir el mensaje. La web de Google ya fue hace años un perfecto ejemplo de este minimalismo. En este caso en particular, un espacio blanco que ocupa la mayor parte de la pantalla, hace resaltar lo verdaderamente importante, la caja del buscador. No necesita más, pero tampoco menos. Fijaos como además separa las demás enlaces externos a la búsqueda en los márgenes de la pantalla y en un tamaño de fuente pequeño y con poco peso.

El pantallazo que veis sobre este texto pertenece a boundarysupply.com y hace exactamente lo mismo, tiene los elementos indispensables para su misión, y el mensaje es claro, y si os fijáis el diseñador ha desplazado a la izquierda el texto, de ese modo compensa el peso que provoca la chica (hacia la derecha) sobre fondo casi negro, el resultado es perfecto. Los enlaces salen de la escena principal colocándose en los márgenes de la pantalla, sin demasiado peso pero siendo perfectamente visibles para el usuario.

Según otro informe de Google, los usuarios de un sitio web tardan 17 milisegundos en formar su opinión. Cuanto más simples son las imágenes, más atraen al usuario. Estas imágenes deben ser llamativas, originales y de alta calidad. Estas imágenes son efectivas utilizándolas como elemento principal o como espacio negativo.

Con menos texto en la página, las imágenes grandes se colocan en primer plano y representan el foco principal de la composición. Veréis que en ocasiones el espacio negativo es un video, pero siempre muy sutil, para que siga cumpliendo su misión de hacer resaltar a la imagen o texto que está en primer plano.

En fin, veremos a ver qué nos depara el futuro, ojalá nos sorprenda gratamente 😉

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0