Accesibilidad Web

Accesibilidad Web

Hacer una web accesible, no sólo es una “obligación legal” (por ejemplo en sitios públicos), también debería ser una obligación moral.

Existen diversas limitaciones de accesibilidad, visuales, motrices, auditivas,… y el esfuerzo al diseñar una web es mucho menor si lo desarrollamos desde el nacimiento de la web.

Desde ya hace varios años, a la hora de diseñar una web para un organismo público, la Ley nos obliga a desarrollar un diseño que cumpla las directrices marcadas por la W3C a través de la WCAG (Web Content Accessibility Guidelines).

Dentro del nivel de accesibilidad de una web, se establecen tres categorías, denominadas A, AA, AAA según el grado de accesibilidad (mínimo, adecuado, máximo).

Hoy vamos a ver alguno de los consejos que nos da la W3C para llegar a estos grados de accesibilidad y como en muchos de los casos no se consideran nunca.

  • Proporcionar alternativas a contenidos auditivos y visuales.
    Un texto alternativo en una imagen de una flecha que representa seguir, es una puerta abierta para aquellos que no puedan ver dicha imagen. Para evitar esta situación, utiliza siempre la etiqueta alt para los elementos IMG e INPUT.
  • Uso del color como información.
    Cuando nos servimos de los distintos colores para dar una información, debemos además apoyarnos además en una información escrita que nos sirva para aquellos que no pueden ver esa diferencia de colores. Esto también sería aplicable al uso de diferentes tonos y contrastes.
  • Uso correcto de las CSS.
    Con un adecuado tamaño de fuentes que además se pueda adaptar al usuario (usando porcentajes y no medidas absolutas) y en general haciendo un correcto uso de todas las etiquetas HTML.
  • Ayuda a los programas traductores.
    Utilizar la etiqueta de lenguaje en la cabecera del código, aclarar las abreviaturas o acrónimos, puede ayudar mucho a los usuarios que leen nuestros contenidos a través de programas traductores.
  • Uso correcto de tablas.
    El uso de tablas, no está prohibido, es más, su uso es obligado para mostrar datos tabulados, sin embargo no se deberán utilizar para maquetar páginas.
  • Independencia tecnológica.
    Deberíamos de preveer que la página pueda verse correctamente en el caso de que pueda estar deshabilitada la CSS o javascript.
  • Control de los elementos con movimiento.
    Determinados movimientos rápidos, parpadeos,.. pueden ser un verdadero obstáculo para algunos usuarios, por lo que de existir deberían de poder ser desactivados, aunque lo ideal es que no existan y menos aún si no están definidos por la W3C, como es el caso de la etiqueta MARQUEE.
  • Accesibilidad en las interfaces incrustadas.
    Si creamos algún dispositivo incrustado dentro del diseño de la web, como puede ser un ajax o un flash al que dotamos de una interface, deberemos de pensar también en la accesibilidad de esa interface por el usuario.

Estos son sólo algunos de los consejos y directrices marcados para llegar a hacer un sitio accesible, como podéis ver resultaría prácticamente imposible el poder adaptar algunos sitios ya existentes a muchos de estos consejos, por eso creo que en muchas ocasiones sería casi mejor empezar desde cero.
No soy programador, pero no hace falta serlo para ver que algunas páginas de las que ahora mismo se están diseñando apoyadas íntegramente en tecnología Ajax, dejarían de funcionar si deshabilitamos el javascript. De todos modos, y corregidme si estoy equivocado, el motivo principal para desactivar el javascript de una página es la seguridad, por lo que ¿tal vez sea imprescindible tener en cuenta este factor en páginas seguras, pero no tanto en las que no lo son?.

Lo que es evidente es que existe todavía un largo camino que recorrer. No hay más que entrar en la mayoría de webs estatales para ver lo desastrosas que son, tanto a nivel de diseño, de usabilidad y por supuesto de accesibilidad, porque decidme si es o no es normal, que algunas páginas públicas no puedan verse si no es con explorer…
Aunque el motivo de que estas webs sean tan malas creo que es debido a la ignorancia del que contrata, a la cara dura del que ofrece sus servicios y en muchas ocasiones a los acuerdos “oscuros” entre ambos.

Si queréis hacer la prueba, entrad en el validador de accesibilidad http://www.tawdis.net/ y probad con las webs de organismo públicos, veréis cómo se pasan por alto casi todas las pautas de accesibilidad.

En fin, creo que como decía al comienzo de este post, moralmente estamos obligados a intentar hacer nuestros sitios lo más accesibles y usables que nos sea posible y existen muchas pautas como es el etiquetar imágenes o formularios, que no son para nada laboriosas si se hacen desde un principio y que aunque sólo sea por egoísmo, nos ayudarán además a posiconar nuestra web.

Más datos sobre accesibilidad web:

Comparte este Blog de Diseño Web